Esculturas en Fuerteventura: Ventana al Infinito 

En la tranquila avenida costera que se despliega majestuosamente tras la Playa de Tarajalejo, se yergue un tesoro cultural que cautiva a los visitantes con su singular encanto: MARESEUM. Más que un simple museo al aire libre, MARESEUM es un homenaje al mar y a todo lo que este vasto océano representa en la imaginación humana. Concebido como un espacio de encuentro entre el arte y la naturaleza, este lugar único presenta cinco propuestas artísticas cautivadoras, todas entrelazadas por el tema común del mar.

Las imponentes esculturas que componen MARESEUM fueron moldeadas en noviembre de 2017, durante el renombrado I Encuentro Internacional de Escultores de Tarajalejo, conocido como el FÔRMAR 2017.

Entre los tesoros destacados en este museo al aire libre se encuentra «Ventana al Infinito», una obra concebida por la talentosa artista Ana Mamulashvili, originaria de Georgia.

Ventana al Infinito: Una invitación a la contemplación eterna

Esta obra de Ana Mamulashvili emerge majestuosamente cerca de la escultura «Ladrón de Perlas IV«. «Ventana al Infinito» se presenta como una imponente roca, evocando la estética de los mehires de los cuentos de Asterix, con sus cantos redondeados y una apertura rectangular que sirve como un portal hacia la eternidad del mar. 

Mamulashvili nos invita a través de esta obra a mirar más allá de lo tangible, a explorar el océano a través de un marco único lleno de ondas que danzan en su superficie, simbolizando el perpetuo movimiento del agua. Desde esta ventana privilegiada, los visitantes pueden deleitarse con la vista donde las olas se funden con el horizonte, en un abrazo perpetuo entre el mar y el cielo. Es un llamado a la contemplación, a la conexión con la naturaleza y a la comprensión de la insignificancia humana ante la grandeza del universo marino.

En un mundo acelerado y lleno de distracciones, obras como la de Ana Mamulashvili emergen como un oasis de calma y reflexión. Más que una simple propuesta al aire libre, esta obra se convierte en un refugio para el alma, donde el arte y la naturaleza se entrelazan para ofrecer una experiencia única y transformadora.

Mamulashvili, al describir su obra, reflexiona sobre la filosofía del humanismo y su influencia en la percepción y comprensión del mundo que nos rodea. Ella señala que desde el conocimiento político hasta las decisiones cotidianas, el humanismo ha sido una fuerza primordial que moldea tanto la vida individual como la colectiva. La búsqueda constante de comprensión y liberación de acciones humanas, así como la exploración de la existencia misma del individuo y la vida diaria, son temas que resuenan profundamente en su obra.

Las reflexiones de Mamulashvili sobre la educación formal y su evolución a lo largo del tiempo también se entrelazan con su obra. Desde la filosofía de Bacon hasta la concepción moderna de la educación, la artista observa cómo el conocimiento ha ido más allá de las categorías tradicionales, penetrando en la esencia misma de la existencia y la biología. A medida que la educación ha evolucionado, ha desafiado las percepciones arraigadas de miedo y dependencia, abriendo nuevos caminos para comprender y clasificar el mundo que nos rodea.

Comparte Fuerteventura
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *