Esculturas en Morro Jable: Stingray Dance

La brisa marina que acaricia la avenida marítima de Morro Jable no solo lleva consigo el aroma salado del océano Atlántico, sino también una vibrante energía creativa que impregna el ambiente. En este idílico enclave, donde las olas besan suavemente la costa, se alzan un buen número de esculturas, transformando esta avenida en un pequeño santuario artístico gracias a las creaciones de renombrados escultores.

Hoy nos aventuramos a explorar una de sus obras más emblemáticas: «Stingray Dance» (Baile de Mantarrayas).

Esta impresionante escultura, concebida a partir de piezas recicladas, captura la esencia misma de la danza en su forma más sublime. Dos majestuosas mantarrayas parecen desafiar la gravedad mientras ejecutan un ballet etéreo en el aire, sus siluetas fluidas y elegantes evocando una sensación de gracia y movimiento perpetuo. Realizada durante el cuarto Simposio de Esculturas en octubre de 2017, estas cautivadoras criaturas tomaron su lugar en la avenida del Saladar en enero de 2018, añadiendo un toque de encanto y conciencia ambiental al paisaje costero.

El simposio de esculturas de 2017 fue un evento de colaboración internacional, donde artistas de renombre como Juan Miguel Cubas de Fuerteventura, Antonia Fathullina de Rusia, Amancio González de España, Xavier González de Francia y el propio Diedel Klöver de Alemania, unieron sus talentos para crear obras únicas que cautivaron la imaginación del público. Este evento no solo promovió la sinergia entre artistas de diferentes culturas, sino que también impulsó la creatividad en el uso innovador de materiales, como lo evidencian las impresionantes mantarrayas de hierro reciclado.

Pero, ¿quién es Diedel Klöver y qué lo motiva a crear estas asombrosas obras de arte?

Klöver, conocido como el «Schrottkünstler» (artista de chatarra), es un maestro del movimiento de Arte Basura que ha dedicado su vida a transformar desechos en obras de arte en las calles y galerías de todo el mundo. Originario de Dangast, Alemania, Klöver ha hecho de la reutilización de materiales su modus operandi, creando esculturas que no solo deleitan visualmente, sino que también transmiten un mensaje poderoso sobre la importancia de la sostenibilidad y la creatividad en la era moderna.

El taller de Klöver en Rallenbüschen es un crisol de ideas donde el hierro reciclado cobra vida en las manos expertas del artista. Desde osos polares esculpidos con bujías hasta leones con melenas de cadenas de bicicleta, cada obra de Klöver es una oda a la imaginación y la destreza artesanal.

Pero su pasión por el arte va más allá de la escultura. Klöver es también un apasionado de la música y la organización de eventos culturales. Junto a su esposa, Gracy, organiza el anual «Gracys Bash», un festival de reggae al aire libre que atrae a amantes de la música de toda Alemania. Su proyecto musical personal, «Sofaconnection», es otro ejemplo de su habilidad para unir a las personas a través del arte y la cultura.

La obra de Klöver no solo es un testimonio de su talento artístico, sino también de su compromiso con el medio ambiente y la comunidad. Sus esculturas recicladas son un recordatorio visual de la importancia de reducir, reutilizar y reciclar en un mundo cada vez más preocupado por el cambio climático y la conservación de los recursos naturales.

Comparte Fuerteventura
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta