Ermita de Nuestra Señora de la Concepción – La Lajita

En la costa sur de Fuerteventura, dominando el horizonte detrás de la pintoresca playa de La Lajita, se erige la majestuosa Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción. A diferencia de otros lugares de culto, este tesoro arquitectónico, construido en la década de 1950, se alza en armonía con la naturaleza circundante, fusionando lo sagrado con lo terrenal de una manera única.

La odisea para levantar esta iglesia comenzó con un modesto presupuesto de 50.000 pesetas, aprobado por el ayuntamiento de Pájara en 1959. Los residentes de La Lajita, enfrentándose a numerosos desafíos, dedicaron esfuerzos titánicos para convertir su visión en realidad. El resultado: un testimonio vivo del arduo trabajo y la dedicación comunitaria.

Rodeando la iglesia, descubrimos no solo un lugar de culto, sino también un enclave que celebra la vida costera. Una amplia playa acaricia sus costados, mientras una plaza ofrece un parque infantil, una cancha de bola canaria y una variedad de restaurantes que invitan a los visitantes a probar las delicias culinarias de Fuerteventura.

La fachada exterior es un fascinante juego de contrastes. Los enlucidos blancos destacan contra las oscuras piedras basálticas, que se disponen con precisión en cada detalle arquitectónico. La entrada principal, simétrica y acogedora, presenta un arco de medio punto flanqueado por ventanales amplios y un óculo abocinado en la parte superior.

Al adentrarnos en el interior diáfano, nos envuelve un aire marinero que conecta la fe con la belleza natural de La Lajita. Las columnas, revestidas con cuerdas marineras, evocan soluciones empleadas en otras iglesias notables de las Islas Canarias.

La iluminación del espacio revela lámparas circulares y una peculiar lámpara en forma de barco, cuya proa embutida sirve como peana para la Virgen del Carmen. Adquiridas en los «Almacenes Cabrera» de Gran Tarajal, estas lámparas añaden una nota única al ambiente espiritual del lugar.

El techo de dos aguas alberga una espadaña que adorna el lado de la epístola, mientras que las jaldetas de madera, dispuestas en un espinazo, revelan pinturas acrílicas del artista local Juan Miguel Cubas, representando escenas religiosas como el Bautismo de Cristo y la Santa Cena.

Dentro de la ermita, tres esculturas principales capturan la atención: Nuestra Señora de la Concepción, la Virgen del Carmen y un Crucificado que preside el altar mayor. Cada una cuenta su propia historia, desde la adquisición de la Virgen de la Concepción en el barrio de Vegueta hasta la llegada de la Virgen del Carmen desde Sevilla en 1997.

La devoción a estas imágenes se manifiesta en procesiones marítimas y romerías que han perdurado a lo largo del tiempo. La Virgen de la Concepción solía navegar desde La Lajita hasta Tarajalejo, pero en los años 90, un incidente cambió la tradición, dando paso a una romería anual que conecta la ermita con el templo de Nuestra Señora de Fátima.

Estas celebraciones, llenas de fervor religioso y tradición arraigada, subrayan la importancia de la Iglesia de La Lajita como epicentro espiritual y cultural de la localidad. Desde la dedicación inicial en 1959 hasta las festividades actuales, la iglesia sigue siendo un faro de la comunidad, donde la fe y la tradición se entrelazan en un vínculo indestructible.

Comparte Fuerteventura
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta