El Molino de El Roque

El Molino de El Roque se alza como un monumento imperecedero que rinde homenaje a la rica historia y tradición cerealista de Fuerteventura. Situado en el entorno del Tablero de La Molina, en las proximidades del popular pueblo de El Cotillo, este molino es mucho más que una simple estructura de piedra y barro: es un guardián del viento y un custodio de las costumbres ancestrales de la isla.

Su construcción, que data de los albores del siglo pasado, es un testimonio vivo de la destreza artesanal de aquellos tiempos y ha resistido estoicamente el paso del tiempo. Conformado por tres niveles el Molino de El Roque se erige como un monumento emblemático que encierra en su interior siglos de historia y cultura.

Durante su época de actividad, este molino fue uno de los muchos que conformaban la red de molinos mancomunados de la isla, desempeñando un papel vital en la vida agrícola del norte de Fuerteventura. No solo era un lugar donde se molían cereales, sino también un punto de encuentro y de intercambio social para los habitantes de las áreas circundantes a El Cotillo.

Para llegar hasta el Molino de El Roque, es necesario tomar una modesta pista de tierra que se desvía a la izquierda justo al salir del pueblo de El Roque. A lo largo de este camino, que transcurre entre paisajes salpicados de vegetación autóctona, se encuentra la entrada a este enclave histórico.

La construcción del Molino de El Roque se realizó de manera artesanal, utilizando principalmente piedra, barro y cal, materiales que no solo le confieren su característica belleza, sino también una resistencia excepcional ante las inclemencias del clima. Con su estructura circular y su diseño troncocónico, el molino se eleva majestuosamente sobre el paisaje, recordándonos la grandeza de la ingeniería tradicional canaria.

En su interior, el molino revela un diseño funcional y eficiente. La planta baja, originalmente destinada a funciones de almacenamiento, da paso a la planta donde se ubica el mecanismo de molturación, mientras que en la tercera planta se encuentra el corazón mismo del molino: el engranaje principal que transforma la fuerza del viento en energía útil.

El funcionamiento del Molino de El Roque se basa en un intrincado sistema de engranajes que aún conserva su esencia original. En la cima del molino se sitúa una estructura cónica de madera que alberga la rueda dentada, el husillo y las aspas, las cuales son orientadas hacia los vientos predominantes mediante un timón de madera. El movimiento del viento impulsa las aspas, activando así la maquinaria que tritura el grano depositado en la tolva, produciendo harina o gofio que es recolectada en sacos en el piso inferior.

Comparte Fuerteventura
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta